Últimos temas
» Mundanza del foro!!
Lun Ene 05, 2015 7:42 pm por Sherlock Holmes

» Hasta la muerte y más allá [Jack harkness]
Sáb Dic 13, 2014 12:04 am por Gray

» El hombre que ayudaba a los ángeles llorosos [Rose Tyler]
Sáb Dic 13, 2014 12:04 am por Gray

» ¡Hasta siempre!
Mar Dic 02, 2014 4:22 am por Rose Tyler

» Nuevo mundo
Jue Nov 27, 2014 2:59 am por Ninth Doctor

» ¿Quién quiere rolear?
Lun Nov 24, 2014 11:52 pm por Amelia J. Pond

» I'm space Gandalf ~ where do you want to start? {Galería de Eleventh Doctor}
Vie Nov 21, 2014 6:48 pm por Amelia J. Pond

» Onceu pon a bith [Elite]
Lun Nov 17, 2014 10:11 am por Invitado

» Asesinato doble en St. Guilford con Grays Inn {Sherlock}
Lun Nov 17, 2014 8:19 am por Amelia J. Pond

» I am shadowhunter: cierre del foro
Miér Nov 12, 2014 5:31 pm por Invitado

Staff
Hermanos
4/10

Elite
Game of ThronesBurke Psychiatric HospitalPhotobucketTime Of HeroesThe New York CityGuardianesLeague of LegendsPanemLeague of Legends RolAnime Seikatsu Los Vengadores Hell Guns RolHeberger imageCrear foro

¿Qué hago aquí? [ Anthea ]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Qué hago aquí? [ Anthea ]

Mensaje por Chuck Shurley el Jue Ene 23, 2014 5:21 pm

No era alguien de tomar viajes a países europeos, es más... No sabia el por qué estaba aquí. Pero, lo estaba ayudando a salir de su estrés y molestias respecto a muchos acontecimientos en su vida para nada tranquila. Se sentía como un niño pequeño en alguna dulcería, caminando y observando todo con los ojos muy abiertos. Cada tienda, cada calle, cada casa, cada pequeño lugar de Londres era simplemente fascinante para él. Tanto que hasta pensaba escribir sobre Londres, y quién sabe... Mandar a Dean y a Sam... No, no, no más libro fue lo que él dijo. Ahora mismo solo era un turista.

Sus orbes azules que resaltaban gracias a su ojeras se posaban en todo objeto y/o persona existente. Estaba tan maravillado que chocaba con los civiles, ya que no estaba pendiente por donde caminaba. Entre más caminaba más aprendía. Aunque estuviera distraído con todo, no se sentía bien... En verdad, ni se acordaba cómo y cuándo cogió un avión hacia Londres. Era como si... Todo las acciones pasadas que realizó antes de llegar aquí hubiesen sido eliminadas de su pequeña mente llena de problemas y pesadillas en blanco y en negro, una mente totalmente perturbada por visiones extrañas y muchos recuerdos desagradable de lo que ha visto. Una mente que, aunque éste llena de todo aquel mal mencionado... Sigue funcionando, manteniendo a Chuck cuerdo y no loco.

¿Se mencionó que estaba chocando con todo el mundo? Sí, y sin querer se llevó a una mujer por delante. Su hombro chocó con el de ella y automáticamente se disculpó muy, pero muy arrepentido de su distracción.

- ¡Discúlpeme! - Balbuceó un poco, mientras gesticulaba con una mano y la otra rascaba su nuca. - Yo no veía por dónde caminaba... ¡Es... Es mi culpa, señorita! - Era obvio que no era inglés, su acento no era como el de los demás, era estadounidense. Los nervios decidieron darle una mala jugada al profeta, haciendo que éste temblara sin razón. Se calmó un poco, esperando que la joven no notara eso.

La cabeza de Chuck maquina al cien por ciento. Sus nervios atacaban sin razón y sin motivo alguno, gesticulaciones y balbuceos, tartamudeos y movimientos involuntarios, el turista más raro de todos. Un turista que no planificó su viaje. El turista más distraído de todos. Que alguien lo ayude, por favor.




Well, there's only one explanation. Obviously I'm a god... I'm definitely a god. A cruel, cruel, capricious god.

God...:

Writing is hard...


:ains::

avatar
Chuck Shurley
Vidente/Profeta
Vidente/Profeta

Mensajes : 45

Localización : Detrás del ordenador.
Empleo /Ocio : Escritor / Profeta.


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué hago aquí? [ Anthea ]

Mensaje por Invitado el Jue Ene 23, 2014 6:28 pm

Por una vez le tocaba caminar, había pedido el coche y esperado los cinco minutos usuales, al no verlo fuera de su casa, sacó su móvil y volvió a llamar, nada. Tendría que explicar a Mycroft el porque de su retraso y arreglar con rapidez el despido del chófer, de hecho se haría cargo ella misma de hacer esos trámites.

Tomó la acera y apretó el paso, mientras tecleaba de continuo en su móvil, era más complejo hacerlo caminando pero al verla tan sumida en su propio mundo se apartaban de su camino, llevaba aferrado con fuerza su bolso, por si a alguien se le ocurría tomarlo sin su autorización.

Llevaba ya más de doce cuadras transitadas al mismo ritmo, deteniéndose en las esquinas para mirar a ambos lados antes de cruzar, evitando ser envestida por algún coche.Fue así que no se percató de que alguien venía de frente y que no se apartó de su camino.

Elevó la vista molesta mientras trataba de que su móvil no resbalara de sus manos, resultado, se había estrellado en el suelo y fue consciente de como saltaban los pedazos de la cubierta plástica del mismo.

-¡No!

Gritó frustrada, y angustiada, escuchando las disculpas del señor que le había envestido. Se agachó con cuidado, tratando de que su corta falda no revelara más de lo debido y tomó los trozos de su ahora inútil móvil, asegurándose de recoger el chip y la memoria del mismo.

-Por supuesto que fue su culpa.

Murmuró antes de ponerse de pié, mirándole con bastante molestia.

-¿De Estados Unidos?

Preguntó, percatándose de su acento y de sus sentidas disculpas, estaba notablemente nervioso.

-Puede que yo hubiera estado algo distraída

Dijo conciliadora, viendo que su jornada laboral estaba frustrada, podría al menos ofrecer su ayuda para un visitante a su hermoso país.

-¿Se encuentra bien?

Fijo su mirada en la indumentaria de él y miró quizá un tanto indiscretamente el bulto de sus pantalones.

-¿Eso que tienes ahí es tu móvil?

Podía sonar extraña la pregunta, y para evitar señalar en público bajó sus ojos a modo de ceña, esperaba ansiosa su respuesta, como mínimo por ocasionar la rotura del suyo, podría prestárselo para una llamada, sería breve, solo lo necesario para decir lo que le había sucedido y que esperaba un coche en donde fuera que estuviera.
Miró a todos lados, ahora era ella la perdida.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué hago aquí? [ Anthea ]

Mensaje por Chuck Shurley el Vie Ene 24, 2014 6:35 pm

No se había fijado en el móvil que traía ella y ahora, estaba en el suelo destrozado. Notó que ella estaba molesta, ahora estaba más nervioso y para más leña al fuego, se sentía fatal porque seguro tendría que pagar el destrozo que provocó. Iba a recoger las partes del móvil pero ella ya se había adelantado.

- Lo siento tanto, de verás... - Se volvió a disculpar y era una disculpa sincera. Porque quién sabia... A lo mejor ella estaba hablando con alguien importante o tenía cosas personales guardadas en su móvil; fotos, vídeos, notas, contactos, mensajes, entre otros.

- Oh, huh... Sí, estadounidense. ¡S-Soy un turista! - Exclamó, tratando de explicar el por qué estaba tan distraído. Suspiró, mientras intentaba acomodar sus palabras dentro de su cabeza, se rascó la barba mientras pensaba. - Sí, estoy bien... Todo es culpa mía, no suya... - Y era la de él, totalmente.

Se percató que ella, con sus ojos, trató de señalar algo. Ladeó la cabeza con el ceño fruncido y después notó aquella mirada en cierta parte de su cuerpo. Abrió y cerró la boca varias veces hasta que clavó la vista ahí. - Ah... Ah... ¡Sí, es mi móvil! ¿Lo necesitas? - Se avergonzó muchísimo, no sabía si estaba viendo otra cosa. En fin, para la próxima... Nada de pantalones ajustados. Sacó uno no muy actualizado o moderno, y se lo tendió.


(U: ;___; me quedó corto, sorry. )


Well, there's only one explanation. Obviously I'm a god... I'm definitely a god. A cruel, cruel, capricious god.

God...:

Writing is hard...


:ains::

avatar
Chuck Shurley
Vidente/Profeta
Vidente/Profeta

Mensajes : 45

Localización : Detrás del ordenador.
Empleo /Ocio : Escritor / Profeta.


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué hago aquí? [ Anthea ]

Mensaje por Invitado el Miér Ene 29, 2014 11:36 am

-Ya no tiene importancia

Su tono fue quizá demasiado brusco, pero no pudo evitarlo, no teniendo en cuenta que acababa de perder la comunicación con su jefe, el señor podría considerarse afortunado de que no hubiera reaccionado peor.
Le escuchó responder a su comentario sobre su país de origen y elevó una ceja levemente, le sonrió simpática, mientras se lamentaba internamente por no tener su móvil, debía averiguar más cosas acerca de él, un turista no se encontraría así de nervioso, analizó su postura por unos breves instantes, parecía extraviado, confundido y demasiado incómodo.

-Entonces ¿qué te ha parecido Londres?

Pinchó interesada en su respuesta, intentando ponerle a prueba.

-Ya... no tiene importancia

Desestimó, aunque claramente la tenía, su móvil era prácticamente su empleo y por ende su vida.
Tras su mirada sugerente le vio abrir y cerrar la boca como si no supiera que decir. Sonrió abiertamente ante su evidente vergüenza y asintió.

-Sí, si me permites una llamada te lo agradezco

Dijo cogiendo su móvil y apartándose para hablar directo a la oficina de Mycroft Holmes, una vez le atendió, ella se explicó a prisa, recibiendo una respuesta tan cortante como se la esperaba. Suspiró y regresó al lado del caballero con quien se había estrellado.

-Gracias

Le tendió el móvil, no sin antes borrar el número al que había llamado, sonrió y tendió su mano de forma simpática.

-Empecemos de nuevo si te parece. Soy Anthea ¿y tu?

Tenía el día libre y de pronto un café no sonaba tan mal, tal vez podría invitarle y no sería extraño que lo hiciera, aunque el extraño allí sin dudas era él. Observó fijamente su rostro tratando de ver un poco más allá de su apariencia.

-¿Estas seguro que estas bien?

No era la persona más servicial de todas, pero ciertamente no se veía nada bien.

-¿Quieres un café?

Esperó paciente por su respuesta.



OFF: Descuida, ha estado perfecto. Tu disculpa la demora, he tenido visitas en mi hogar, lo siento.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué hago aquí? [ Anthea ]

Mensaje por Chuck Shurley el Sáb Feb 15, 2014 2:16 pm

Ignoró aquella respuesta algo borde. No tenía de que echarla la culpa, seguro estaba hablando con alguien importante. Después vino esa sonrisa simpática por parte de la dama y le calmó un poco, tanta tensión encima no era buena. Tantos nervios encima hacia parecer a Chuck un inseguro y despistado ser humano con problemas de alcohol, tal vez. Ante la pregunta realizada, hizo un gesto pensativo para después responder con toda la sinceridad del mundo.

- No está mal... Tiene lugares muy bonitos. - Respondió,  balanceándose sobre sus talones y dándole algún vistazo a la calle donde estaba. Observó nuevamente su pedazo de piedra (porque era el móvil más antiguos de todos...) y luego a ella. Por fin, aceptó el pequeño teléfono celular y comenzó a hacer su llamada. Juro notar que ella si que se percató de su vergüenza y se maldijo internamente por eso.

Esperó hasta que, de nuevo, ella volvió a su lado entregándole el móvil. Él lo cogió y lo guardó nuevamente en su sitio. - ¡No hay de qué! - Entonces, así se llamaba... Anthea, era un nombre un poco común en Inglaterra. Nunca lo había escuchado y le resultaba algo exótico. O... Es que los ingleses tienen nombres muy sofisticados. En fin, se aclaró un poco la garganta para contestar. - El mio es Chuck. - No estaba mal usar su verdadero nombre, en los libros que él escribía siempre ponía otro y no el suyo. Le dio un suave apretón de manos.

Ya no estaba tan nervioso, y Anthea lo estudiaba cada vez más y él ni se daba cuenta de eso. Otra vez, una nueva pregunta. Soltó una leve risa y se rascó la nuca, pasando su mano por el cabello para luego dejarlo en su sitio. - Sí, estoy bien. Estoy algo perdido y bueno, no quiero problemas... Ya sabes... - Alzó una ceja antes su propuesta y asintió varias veces, satisfecho. - Eso estaría de maravilla. He estado buscando algún lugar donde beber algo y no encontraba. Si, acepto su café. - Terminó con una pequeña mueca, que se podría llamar una ''sonrisa''.

Necesitaba café, una buena taza estaría de lujo. Para él, el café era néctar de Dioses. Lo mantenía cuerdo y despierto, y además, lo ayudaba a despejar su mente. Si no fuera el momento y la situación, iría por alcohol pero era muy temprano para eso. El café estaba bien.


Well, there's only one explanation. Obviously I'm a god... I'm definitely a god. A cruel, cruel, capricious god.

God...:

Writing is hard...


:ains::

avatar
Chuck Shurley
Vidente/Profeta
Vidente/Profeta

Mensajes : 45

Localización : Detrás del ordenador.
Empleo /Ocio : Escritor / Profeta.


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué hago aquí? [ Anthea ]

Mensaje por Invitado el Miér Feb 26, 2014 5:13 pm

La sonrisa se mantuvo en su rostro firmemente mientras escuchaba su comentario sobre Londres.

-Es la ciudad más maravillosa del mundo. Y no lo digo solo porque soy de aquí

Sonrió mientras la resolución sonaba en sus palabras.

-¿De dónde eres? ¿Estados Unidos?

Casi podía asegurarlo por el acento en su voz. No comentó nada más, seguía pareciéndole que el hombre esta un poco... a falta de una mejor palabra, parecía enfermo.

-Un gusto conocerte Chuk, un accidente fortuito diría yo.

Sintió su apretón y asintió, era común que los turistas se perdieran en la ciudad, Londres además de hermoso era enorme y para quienes lo desconocían, podía ser incluso peligrosa. Ella no recordaba haberse perdido en algún lugar al que hubiera ido de visita pero ciertamente siempre tomaba las precauciones pertinentes.

-A la vuelta hay un café, no lo visito tanto como me gustaría, pero preparan unas rosquillas exquisitas.

Animó, tomando su brazo con delicadeza para caminar apoyándose levemente en él.

-Entonces Chuk, ¿Vienes solo de visita o pretendes quedarte por aquí?

Su tono sonaba casual, más que nada con la intención de no quedar atrapados en alguna especie de silencio incómodo, pero la verdad es que también sentía curiosidad, un hombre que se preciara, en medio de este siglo no podía tener un móvil tan anticuado. Tal vez buscaba un empleo...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué hago aquí? [ Anthea ]

Mensaje por Chuck Shurley el Vie Mar 14, 2014 5:49 pm

Acertó, obviamente para ella era un lugar maravilloso después de todo era su hogar y tenía razón, no estaba tan mal. Aunque ella había dicho que no lo decía por ser de aquí pero bueno... Todos hablan bien de su país, menos en el aspecto político, siempre es así. - ¡Sí! Es m-maravilloso. Muy bonito.

Arrugó levemente la nariz, asintiendo varias veces con los ojos cerrados. - Sí, soy de Estados Unidos. - No daba un buen aspecto americano, en realidad, no era un buen americano por así decirlo. Abrió los ojos, con una sonrisa de lado. - El gusto es todo mío, Anthea. - Respondió de manera educada, pero no era muy educado. Todas esas reglas de caballerosidad y tal la usaba solamente con las mujeres, porque merecían ser tratadas así ¿no?

Apartó su mano, manteniendo una sonrisa de verdad, no una mueca sino una sonrisa. Aún se sentía perdido, muy perdido. Escuchó atenta a la chica, nuevamente asintió - Suena prometedor, ¿me guía? - Dijo obvio y divertido a la vez. Tendría que contarle todo este desastroso no tan desastroso viaje a Becky cuando volviera a Estados Unidos, seguro que esperará emocionada. Al pensar en esa alocada mujer no pudo evitar sonreír un poco más y bajar la mirada.  

- Vengo de visita. Me hubiese gustado quedarme pero tengo mucho trabajo en el otro continente. -


Well, there's only one explanation. Obviously I'm a god... I'm definitely a god. A cruel, cruel, capricious god.

God...:

Writing is hard...


:ains::

avatar
Chuck Shurley
Vidente/Profeta
Vidente/Profeta

Mensajes : 45

Localización : Detrás del ordenador.
Empleo /Ocio : Escritor / Profeta.


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Qué hago aquí? [ Anthea ]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.