Últimos temas
» Mundanza del foro!!
Lun Ene 05, 2015 7:42 pm por Sherlock Holmes

» Hasta la muerte y más allá [Jack harkness]
Sáb Dic 13, 2014 12:04 am por Gray

» El hombre que ayudaba a los ángeles llorosos [Rose Tyler]
Sáb Dic 13, 2014 12:04 am por Gray

» ¡Hasta siempre!
Mar Dic 02, 2014 4:22 am por Rose Tyler

» Nuevo mundo
Jue Nov 27, 2014 2:59 am por Ninth Doctor

» ¿Quién quiere rolear?
Lun Nov 24, 2014 11:52 pm por Amelia J. Pond

» I'm space Gandalf ~ where do you want to start? {Galería de Eleventh Doctor}
Vie Nov 21, 2014 6:48 pm por Amelia J. Pond

» Onceu pon a bith [Elite]
Lun Nov 17, 2014 10:11 am por Invitado

» Asesinato doble en St. Guilford con Grays Inn {Sherlock}
Lun Nov 17, 2014 8:19 am por Amelia J. Pond

» I am shadowhunter: cierre del foro
Miér Nov 12, 2014 5:31 pm por Invitado

Staff
Hermanos
4/10

Elite
Game of ThronesBurke Psychiatric HospitalPhotobucketTime Of HeroesThe New York CityGuardianesLeague of LegendsPanemLeague of Legends RolAnime Seikatsu Los Vengadores Hell Guns RolHeberger imageCrear foro

Resurrección (Privado Lilith)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Resurrección (Privado Lilith)

Mensaje por Lilith el Mar Ene 07, 2014 5:21 pm

Hacía días que la temperatura empezó a subir sin motivo aparente, algunos cazadores de la zona habían ido a investigar porque también olía a azufre, pero no vieron ningún demonio por aquella zona. Los más obstinados se habían quedado más tiempo, criticando la impaciencia de los otros, pero nada había pasado. Al final dejaron de hacer caso a los extraños fenómenos para ponerse a investigar otros casos. Creían estar preparados para lo que pudiera pasar. El río cercano había aumentado más su temperatura, que es lo que había dado la voz de alerta, empezando por los peces, que habían alertado a los pescadores en aquel pequeño pueblo.

Una pequeña luz blanca, como los ojos de Lilith apareció en medio de aquella zona. Provenía del infierno, puesto que pertenecía a la demonio que una vez dio su vida por el tan ansiado y a la vez temido apocalipsis. Después de que desapareciera, lo único que había es el cuerpo, aparentemente inerte, de una mujer rubia con cabellos rizados y el mismo vestido blanco que llevó en su último día en la Tierra. Poco a poco, la temperatura volvió a su normalidad, pese a que las flores cercanas que se habían secado por la poca agua recibida continuaran igual y los peces tardarían también en volver.

El cuerpo no presentaba ninguna herida, puesto que su muerte había sido sobrenatural. Lilith abrió los ojos, esperando encontrar sólo almas gritando en el Infierno pero a su alrededor vio naturaleza. Se inclinó levantándose y echando un vistazo alrededor confundida, agradeciendo estar sola para que nadie más pudiera verla en ese estado de debilidad. No recordaba demasiado después de que la matasen, pero aun así tenía un vago recuerdo de lo que pasó después de ello. Se había sentido como algo incorpóreo, no sólo por sus esencia demoníaca, sino por algo más... pero no conseguía saber el qué. Se había sentido como vagando en solitario, sin que existiese el tiempo para ella, no sabía cuánto había pasado pero podía deducir que al final no hubo apocalipsis. Su muerte no había servido para nada... y no sabía dónde se encontraba Lucifer.Ahora volvía a sentir conciencia sobre la vida, que era diferente a la que tenían los humanos del bien o el mal, sentía la conciencia de ser ella al cien por cien de nuevo.

Su poder había menguado ligeramente, pero era cuestión de tiempo que volviese a tener la posición "social" que había ocupado en la jerarquía de los demonios. Se lo merecía.

Se teletransportó a la otra punta de la zona del bosque donde estaba, escuchando las risas de una pareja con su pequeño. Se acercó a ellas sonriendo con una fingida inocencia mientras la pareja la miró con curiosidad. - Que pequeño tan tierno... siempre tuve envidia de las madres. Trayendo niños al mundo... para tener alimento gratis, es un gran negocio. ¿No creéis? - toda dulzura de su rostro desapareció después de decir la última frase. Alzó el brazo mientras ponía los ojos blancos, sus ojos verdaderos. El pequeño empezó a llorar mientras sus padres intentaban correr. Con dos movimientos, sus cuerpos inertes cayeron sobre el suelo mientras Lilith pasó sobre ellos levantándose ligeramente el vestido par no ensuciarlo y con la misma elegancia agarró al pequeño, que lloraba ahora todavía más.

- Mamá y papá no pueden escucharte ahora... están en el infierno. Los torturarán y cuando salgan serán unos demonios como yo. No a mi nivel, eso está claro. - caminó en círculos mientras mecía al bebé. Sólo era la calma antes de la tormenta, como cuando en una película de miedo aparecen los dibujos y posteriormente se manchan de sangre. El bebé presentía que aquella mujer no tenía buenas intenciones, por eso lloraba y estaba en lo cierto. Lilith estaba lejos de querer calmarlo, quería beber su sangre como hacía con los niños y aquella ternura con que lo trataba hacía la situación más escalofriante.

- Ahora te vas a portar bien, así... ¿sabes que en algunas leyendas no hablan de Eva, sino de mi como la madre de algunas criaturas? - su risa adoptó un toque más alarmante a la situación. En breves segundos, el llano de la criatura se dejó de escuchar mientras la demonio soltó su cadáver sin ninguna compasión y se limpió posteriormente su sangre con delicadeza.

Convocó a un demonio de los que había sobrevivido y estaba a su cargo, no era inteligente haber llamado a muchos para que hiciera limpieza mientras ella miró la fecha del periódico y lo arrugó mientras su gesto se torcía de rabia, tanto tiempo muerta sin haber servido de nada... después que el demonio la informase de que había terminado lo inmovilizó contra un árbol cercano dejándolo así, como chivo expiatorio para los cazadores y se fue del lugar.
avatar
Lilith
Tríada Superior
Tríada Superior

Mensajes : 21


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.