Últimos temas
» Mundanza del foro!!
Lun Ene 05, 2015 7:42 pm por Sherlock Holmes

» Hasta la muerte y más allá [Jack harkness]
Sáb Dic 13, 2014 12:04 am por Gray

» El hombre que ayudaba a los ángeles llorosos [Rose Tyler]
Sáb Dic 13, 2014 12:04 am por Gray

» ¡Hasta siempre!
Mar Dic 02, 2014 4:22 am por Rose Tyler

» Nuevo mundo
Jue Nov 27, 2014 2:59 am por Ninth Doctor

» ¿Quién quiere rolear?
Lun Nov 24, 2014 11:52 pm por Amelia J. Pond

» I'm space Gandalf ~ where do you want to start? {Galería de Eleventh Doctor}
Vie Nov 21, 2014 6:48 pm por Amelia J. Pond

» Onceu pon a bith [Elite]
Lun Nov 17, 2014 10:11 am por Invitado

» Asesinato doble en St. Guilford con Grays Inn {Sherlock}
Lun Nov 17, 2014 8:19 am por Amelia J. Pond

» I am shadowhunter: cierre del foro
Miér Nov 12, 2014 5:31 pm por Invitado

Staff
Hermanos
4/10

Elite
Game of ThronesBurke Psychiatric HospitalPhotobucketTime Of HeroesThe New York CityGuardianesLeague of LegendsPanemLeague of Legends RolAnime Seikatsu Los Vengadores Hell Guns RolHeberger imageCrear foro

All I want for Christmas is... [Priv. Sherlock]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

All I want for Christmas is... [Priv. Sherlock]

Mensaje por John H. Watson* el Mar Dic 10, 2013 12:47 am

El calendario marcaba 23 de diciembre, y mañana temprano John Watson tenía que hacer un largo viaje en tren para pasar las fiestas al lado de su hermana. Pero no tenía mucho sentido pensar en ello, hoy lo único que importaba era lo que había planeado para celebrar junto a su pareja, Sherlock Holmes. Habían acordado una cena en Angelo's, y después intercambiar regalos, los villancicos sólo sucederían si lograba que Sherlock se embriagara durante el transcurso de la tarde. Eso sería algo digno de verse.

Se sentía un poco nervioso en lo que se dirigía en taxi a Baker Street después de una tarde trabajando en el consultorio. El cielo se encontraba despejado, pero aún así el viento frío le golpeaba el rostro y calaba hasta los huesos debajo del abrigo, donde en un bolsillo interior llevaba escondido el regalo que pensaba darle a Sherlock; lo había mantenido oculto en el hospital y no en en el departamento, donde sabía que su compañero lo podría haber encontrado echando sólo una mirada. No iba a ser sencillo, de hecho nada garantizaba que lo hubiera logrado, pero quería sorprenderlo. Incluso se había encargado de envolver la caja donde se encontraba el obsequio con papel para regalo azul, y le había pegado un moño rojo.

La verdad era que le dolía un poco la idea de tener que dejarlo solo mañana, pero no le quedaba otra opción. Quizás un día, podría llevar a Sherlock con Harry, o viceversa, y pudieran convivir los tres de forma decente. Pero faltaba mucho para ese momento, y definitivamente no iba a forzar a ninguno de los dos a llevarse bien.

Una vez llegó al piso, se detuvo frente a la puerta un momento, acomodándose el abrigo. Sólo pasaría por Sherlock, se arreglaría un poco después de haber pasado el día en el hospital, y se irían los dos juntos a Angelo's para disfrutar de la cena. Nada podía salir mal, ¿cierto? A menos, claro, que se presentara algún crimen y tuvieran que interrumpir todo indefinidamente para ir a perseguir delincuentes por todo Londres. Apartó ese pensamiento de su cabeza, si bien era posible, no tenía sentido preocuparse por ello.

Sacó sus llaves y abrió la puerta. Sherlock ya debería de estar listo, o al menos eso esperaba. Tampoco le sorprendería encontrarlo aún en su bata de dormir.

-¡¿Sherlock?! -Le llamó en lo que subía los escalones de dos en dos. Era agradable estar en el interior otra vez, y no congelándose en la calle. No pudo evitar sonreír ante el pequeño árbol de navidad que habían colocado la semana pasada en un rincón de la sala de estar. Había sido divertido, a pesar de que Sherlock dijera que era absurdo y aburrido y una pérdida de tiempo. Pero John lo conocía demasiado bien para tomarse sus protestas en serio.

Se quitó el abrigo y lo colgó sobre una butaca, sin olvidar que el regalo estaba dentro, pero lo volvería a tomar en un momento para salir. Claro, si es que las cosas salían como las habían planeado desde hacía un par de semanas atrás, el tiempo que llevaban juntos de manera oficial..



Spoiler:





avatar
John H. Watson*
Militar
Militar

Mensajes : 92

Localización : 221B Baker Street

Volver arriba Ir abajo

Re: All I want for Christmas is... [Priv. Sherlock]

Mensaje por Sherlock Holmes el Jue Dic 12, 2013 9:13 pm

Se había despertado justo cuando John cerraba la puerta del departamento para marchar a trabajar. Le hubiera gustado haberle podido dar un beso a modo de despedida, pero se había tenido que conformar con patear rápidamente la sábana para verle desde la ventana, mientras se perdía entre las calles. Cuando ya no pudo verle, volvió a la cama, enterrando la cabeza en su almohada, era increíble todo lo que provocaba en él sin siquiera porponérselo. Era demasiado temprano para que se levantara, pero el sueño ya había desaparecido, así que se dedicó a pensar en el intercambio de obsequios que habían planeado hacía dos semanas, esperaba que John lo recordara.

Allí se había quedado la mayor parte de la mañana y se había puesto de pié solo porque en la noche tendrían su cena especial y él aún no había comprado el obsequio para John. Se colocó un traje negro, su abrigo y su bufanda azul y había marchado en un taxi en busca del regalo que había pensado para él. Tenía curiosidad por saber que cosa habría pensado el doctor, no lo había llevado a la casa aún, a menos que él no lo hubiera notado, algo completamente imposible. John se marcharía la mañana siguiente y sabía de antemano que le echaría en falta, pero no iba a decírselo, no era una persona sentimental, su asperger no se lo permitía. No quería pensar en que estaría un par de días solo, lo importante era que esa noche disfrutaría de su compañía.

Al regresar se había duchado, con intenciones de alejar el frío que se había colado piel adentro, y se había envuelto en una sábana, como solía hacer para estar en completa comodidad recostado en el sofá. Así le encontró John al entrar en el apartamento. Desde que el taxi había frenado en la calle, supo que era él, las llaves en la puerta y sus pasos ágiles en la escalera, salteando escalones de dos en dos. Volteó para verle entrar en la sala y devolvió el saludo -¡John! -le siguió con la mirada mientras colgaba su abrigo y se puso de pié para acercarse a saludarle. Desde hacía dos semanas cada vez que él volvía podía recibirle con un beso e incluso rodearle entre sus brazos, adoraba hacerlo. Así que inclinó su cabeza para capturar sus labios con los suyos.

Aún no se había preparado pero le tomaría solo unos minutos hacerlo, le rodeo con un solo brazo, el otro lo mantenía sosteniendo la sábana. -¿Qué tal tu día? -preguntó apartándose para mirarle, sintiéndose de pronto ansioso. Dio un vistazo al abrigo y le sonrió, sabía que el bulto del bolsillo era su obsequio y comenzó a pensar que cosa podría ser. Quería confirmar que aún seguían con los planes de hacía dos semanas, a él no se le había olvidado ni por un instante, era el tipo de cosa que guardaba en su memoria, junto con la fecha en que habían comenzado su relación, el color exacto de los ojos de John y cientos de cosas más que involuvraban a su compañero de piso. Así que tratando de sonar casual le preguntó -¿Tienes planes para esta noche? -No sabía como tomaría John esa pregunta tal vez pensara que él se había olvidado, pero era todo lo opuesto, quería saber si la cena en Angelo's seguía en pié.



Juntos:

avatar
Sherlock Holmes
Detective
Detective

Mensajes : 160

Localización : 221B Baker Street
Empleo /Ocio : Detective asesor


Volver arriba Ir abajo

Re: All I want for Christmas is... [Priv. Sherlock]

Mensaje por John H. Watson* el Vie Dic 13, 2013 3:45 am

No le sorprendió en absoluto ver a Sherlock con sólo una sábana encima, y John pensó que seguramente se la había pasado acostado toda la tarde.

-Sherlock -De cualquier forma, le rodeó de vuelta con sus brazos por un momento, tratando de no pensar en el hecho de que debajo de esa sábana, era muy probable que Sherlock no llevara nada encima. No, debía alejar esas ideas ahora, pero era imposible mientras le correspondía aquel beso, como se había vuelto su costumbre al volver del trabajo. La cuestión era que esa clase de pensamientos respecto a Sherlock sólo se los debía permitir en privacidad, porque no quería que él se sintiera incómodo.

Rápido, piensa en algo desagradable, rápido... Mycroft.

Eso debería funcionar. En cuanto se hubo separado de él se dio la vuelta, el seguir viendo a su ahora pareja de esa manera no iba a ayudar mucho, y escuchó su pregunta, a la que respondió con la mirada en otro lado.

-Nada interesante. Algunos hipocondríacos, y dos casos de gripe, uno de un virus en el estómago... Creo que lo más llamativo fue la pierna rota en un accidente de motocicleta -Dijo al hablarle de su día, encogiendo levemente los hombros y ¿por qué Sherlock no se había ido a poner algo de ropa encima? Lo distraía, y mucho. Su mirada había vuelto a él como si poseyera una fuerza magnética. Además, tenían que irse a la cena, y después el intercambio de regalos que habían planeado-. ¿Y qué tal estuvo el tuyo?

Sin embargo, cuando escuchó su siguiente pregunta todo le quedó claro: al parecer Sherlock se había olvidado del asunto. Frunció el ceño, mirándole con cierta incredulidad y cruzando los brazos sobre su pecho. Abrió la boca un segundo y la volvió a cerrar, pensando en sus palabras. ¿Cómo era posible que se hubiera olvidado de algo como eso? ¡Hasta le había hecho decorar un árbol de navidad!

-Sí, se supone que tengo planes -Respondió con cierto reproche en la voz, mirándolo a los ojos (no mires a la sábana, no mires o será muy tarde)-. Pero eso ya lo sabías, ¿lo has olvidado?

Si de verdad a Sherlock se le había olvidado, entonces lo enviaría a que se pusiera algo encima y pudieran irse, porque por nada del mundo John iba a dejar pasar esta oportunidad de celebrar una fiesta juntos para la que habría que esperar otro año. Y muchas cosas podrían ocurrir en el transcurso de un año. Además, quería darle el obsequio que le había conseguido.

-Estoy seguro de que me escuchaste cuando acordamos esto, y tú nunca olvidas nada a menos que quieras -Dijo,  Se acercó un poco a él, lamiéndose los labios sin darse cuenta. Fue entonces que cometió el grave error de mirar hacia abajo. Maldita sea-. Sherlock... ¿Estás... estás usando ropa interior o algo? ¿Sólo la sábana?

Y si preguntaba, era sólo por curiosidad, en serio.



Spoiler:





avatar
John H. Watson*
Militar
Militar

Mensajes : 92

Localización : 221B Baker Street

Volver arriba Ir abajo

Re: All I want for Christmas is... [Priv. Sherlock]

Mensaje por Sherlock Holmes el Miér Dic 18, 2013 10:35 pm

Ni bien se inclinó para besar a su novio, sintió sus brazos devolverle el gesto y su corazón se aceleró, algo a esta altura rutinario, pero a lo que no había forma de que se adaptara. Se separó solo para verle y se percató de que John miraba hacia otro lado, si no fuera porque estaba seguro de que no había nada llamativo hacia el sitio que él miraba, hubiera volteado para ver que cosa era tan interesante para que le respondiera sin posar sus ojos sobre él. ¿Habría sucedido algo y John no sabía como decírselo? ¿Quizá tenía otro compromiso y trataba de buscar una forma de decirle que ya no iba a poder cumplir con la cena? Solo podría saberlo si se lo decía.

-Espero no te hayan contagiado gripe - dijo, sabiendo que John estaba expuesto a causa del constante contacto con los enfermos y él odiaba estar enfermo. No tenía problemas con quedarse en la cama si su salud estaba bien, pero bastaba que le aquejara cualquier dolor para ponerse de mal talante, pero mucho peor que enfermarse, sería que el enfermo fuera John; si él era un mal enfermo, John era pésimo.
-Mi día estuvo aburrido hasta hace unos minutos... que te vi -dijo aún observándole, John siempre lo cambiaba todo, principalmente su estado de ánimo.

Quería en parte saber que le sucedía a John y asegurarse de que la cena seguía en pié, había comprado un obsequio para él y si lo suspendían de todas formas quería entregárselo, aunque quizá no encontrara un buen momento, bien podría entregárselo antes de que se marchara al día siguiente. Así que le hizo esa pregunta, que en cualquier otra noche podría haber sido casual pero justamente hoy sonaba grosera. Vio como cambiaba cada ápice de su cuerpo, su postura se modificó a una más regia, sus ceño se frunció y sus ojos se veían adorablemente confundidos. Cruzo los brazos de forma ceñuda sobre el pecho y supo que había equivocado cada una de las letras al preguntar. Lo que había pensado, que era una chance de facilitarle a John (que estaba realmente evasivo, con la mirada esquiva) de cancelar la cita, porque podía llamarle "cita" a su reunión en la noche, se había convertido en lo que parecía ser un olvido intencionado de su parte.

-No podría olvidar nuestra primera cita John -y se encontró dándole una entonación extraña a esa palabra que aún no estaba seguro de que fuera correcta. -Pensé que tal vez tu ya no quería ir -no dijo nada de que esa conclusión había sido causada por el esfuerzo que parecía estar poniendo John para hablar con él en aquellos momentos. Cómo si algo realmente le molestara. Le vio dar un paso adelante, y colocó ambas manos en la cintura de su novio, dejando que la sábana se entreabriera. Miró el movimiento de su lengua que humedecía su labio inferior y de pronto se sintió tenso, quería capturar esos labios, quería sentir esa lengua en sus propios labios, en su cuello dónde John una vez le había dado un beso, de hecho se le ocurrían en ese instantes los sitios más inoportunos, aunque estaba seguro que de ninguna forma, alguna vez John y él hicieran esas cosas que le pasaban por la mente, probablemente a John le resultaría muy desagradable, y él ignorante de ese mundo no sabría que hacer, tal vez... tal vez si John se lo permitiera él si se animaría a explorar... Sacudió levemente la cabeza, no iba a pensar en eso ahora, que podía provocar una situación incómoda.

Entonces todo cayó en su lugar, él sin pensarlo estaba provocando lo mismo en John, bastó que lo mirara fijamente para darse cuenta. John estaba incómodo por su escasés de prendas, eso le resultaba extrañamente estimulante, le atrajo hacia si, pasando las manos que tenía en su cintura hacia su espalda y aunque se moría por besarle, prefirió aprovechar ese momento de otra forma -Me conoces lo suficiente para responderte esa pregunta -sus ojos viajaban desde la mirada profunda de John hacia sus labios con esa tentadora lengua. -Pero si deseas comprobarlo, puedo quitarme la sábana -quería percibir cada movimiento en su novio y de pronto se sentía bien en esa especie de juego, porque John le provocaba con esa pecaminosa lengua y él sin saberlo también lo hacia, era bueno no ser el único. -O si prefieres, puedes quitármela -Se inclinó un poco y depositó un casto beso en esa vena que se movía en el cuello de John delatando su incomodidad y esperó a ver que elegía hacer él. No estaba del todo seguro de que haría su novio al verle desnudo, pero de pronto entendía que no tenía que preocuparse.



Juntos:

avatar
Sherlock Holmes
Detective
Detective

Mensajes : 160

Localización : 221B Baker Street
Empleo /Ocio : Detective asesor


Volver arriba Ir abajo

Re: All I want for Christmas is... [Priv. Sherlock]

Mensaje por John H. Watson* el Sáb Dic 21, 2013 1:16 am

A este punto John sabía que Sherlock no se estaba dando cuenta de lo que provocaba andando por ahí sin nada de ropa y sólo con una sábana encima. Y encima besándole, pero tenía que fingir que todo estaba bien, porque no quería incomodar a Sherlock, quien no parecía querer llevar su relación a un nivel más físico. Y estaba bien, en serio, John esperaría lo que hiciera falta por él, incluso si nunca llegaba ese momento, se quedaría a su lado.

-Si me contagiaron, entonces seguro acabo de contagiarte a ti también -Dijo con una sonrisa levemente burlona después de aquél beso de bienvenida. Aunque no lo creía, se sentía bien. Si había algo que detestaba en el mundo, era estar enfermo, el tener que quedarse en cama durante el día tomando medicamentos le resultaba insoportable. Su sonrisa se suavizó cuando lo escuchó decirle aquella última frase, Sherlock de verdad podía decir cosas románticas cuando se lo proponía, aunque lo negara. Le depositó un beso rápido sobre sus labios-. Bueno, aquí me tienes.

No podía entender como a Sherlock se le podría haber olvidado la cena que habían planeado para navidad, tomando en cuenta que su mente parecía ser incapaz de olvidarse de cosas a menos que fuera por voluntad propia, y este no podía ser el caso... ¿Cierto?Aún si así fuera, tenía su regalo envuelto en su chaqueta, y se lo entregaría de una forma u otra. Levantó una ceja al escuchar su respuesta, ¿por qué Sherlock pensaría algo así? Había estado esperando su... Cita por días. Si esta vez les volvían a colocar velas en la mesa, no se quejaría.

-¡Claro que quiero ir! De hecho, esperaba que ya estuvieras listo para poder irnos... -Oh no, sus ojos se deslizaron otra vez por el cuerpo de su pareja. Estaban demasiado cerca, y si moviera un poco esa sábana... No, John, contrólate. Aunque no veía como se iba a poder controlar si Sherlock lo tomaba de la cintura y lo acercaba a él aún más. Sintió como su corazón se aceleraba, y volvió a lamerse los labios, pensando en lo mucho que le gustaría empujarlo contra la pared y besarlo después de arrebatarle esa sábana de encima, además de otras cosas. Sacudió levemente la cabeza, a Sherlock no le gustaría nada de eso, seguramente lo encontraría desagradable si sólo se lo propusiera - No hay forma de que lo hubiera podido olvidar...

Pero seguían estando demasiado cerca, y John podía sentir el calor que emitía el cuerpo de Sherlock, y estaba volviéndose cada vez más difícil que pudiera concentrarse en otra cosa que no fuera su silueta debajo de la sábana. El escuchar la respuesta a su pregunta sólo empeoró la situación, Sherlock estaba prácticamente desnudo frente a él, y lo peor era que no se trataba de la primera vez. La vida era muy injusta, y mantener los ojos en el rostro del otro cada vez más difícil.

Por eso, cuando escuchó lo que le dijo después, se quedó sin aliento por un momento.

Eso era una invitación, ¿cierto? Y el beso en su cuello también lo era. Y John no iba a ser lo suficientemente estúpido como para rechazar una propuesta como aquella. Colocó una mano sobre su mejilla antes de estirarse un poco para poder besarlo en los labios, mientras su otra mano se encargaba de tomar la sábana y jalar de ella, dejándola caer al suelo. Podía sentir como su corazón latía con fuerza en su pecho, y estaba seguro de que Sherlock podía sentirlo también. Una vez se hubo separado para tomar aire, no pudo evitar bajar la mirada y volverla a subir a lo largo del cuerpo de Sherlock hasta volver a encontrarse con sus ojos. Estaba completamente desnudo frente a él y John nunca había visto nada más... Perfecto. Sintió como sus mejillas enrojecían un poco.

-Maldita sea, Sherlock, ¿tienes idea de lo perfecto que eres? -Dijo después de un instante de silencio, rodeándolo con los brazos por el torso y depositando un beso en la comisura de sus labios, otro en su mejilla y un último en su cuello, succionando un poco después-. Jodidamente maravilloso -Murmuró contra su piel, pensando en lo mucho que le gustaría besar cada centímetro de su cuerpo. Y quizás podría hacerlo, eventualmente. Sintió como sus pantalones comenzaban a volverse incómodos, y probablemente Sherlock ya se habría dado cuenta. Bueno, no podía evitarlo, no ante una vista como aquella.



Spoiler:





avatar
John H. Watson*
Militar
Militar

Mensajes : 92

Localización : 221B Baker Street

Volver arriba Ir abajo

Re: All I want for Christmas is... [Priv. Sherlock]

Mensaje por Sherlock Holmes el Sáb Ene 11, 2014 7:23 pm

Tras escucharle hizo un mohín de disgusto, debía dejar la rutina del beso a su llegada para después de consultar que había tenido ese día en el trabajo, pero le resultaba imposible resistirse teniéndolo en frente, bastante tenía con aguardar durante todo el día por su llegada, además valía la pena engriparse si obtenía esa sonrisa a cambio. Le sonrió cuando dijo que ya le tenía y se quedó unos instantes admirándole.

Había esperado que John pudiera sacar tiempo para su cita, aunque detestara admitirlo estaba un poco decepcionado. Él no era un hombre al que le gustaran los festejos, las celebraciones e incluso el bullicio, pero había pensado tanto en lo que podría suceder esa noche, que ahora estaba un poco dolido porque John lo dejara de lado, e incluso muy en el fondo un poquito molesto porque hubiera hecho planes que arruinaban su encuentro. Sí, él era egoísta, siempre había pensando que demasiado egoísta para estar en una relación, pero no podía cambiar y si conocía a John tan bien como él creía, nunca le pediría que cambiara, suspiró suavemente no iba a hacer reclamos, de todas formas no creía tener derecho a hacerlos.

Cuando escuchó su respuesta le ofreció una sonrisa genuina de esas que solo John veía, mientras no dejaba de preguntarse el motivo por el que le evadía, si sí iban a ir a cenar, ¿por qué continuaba mirando a cualquier sitio? -En unos minutos estaré listo -susurró como respuesta,estaban muy cerca, tanto que sus cuerpos estaban rozándose, sus manos continuaban en su cintura, incapas de permitirle que se alejara. Le bastarían unos segundos para estar listo para la cita, había revuelto en su armario durante la tarde, buscando algo que fuera adecuado y lo tenía apartado para colocárselo de inmediato.

Pero no quería separarse de él, necesitaba estar así de cerca, y no le disgustaría estar más cerca aún. Acababa de comprenderlo todo y la respuesta que había dado a John, le había dejado asombrado, eso podía notarlo no solo en su mirada sino en la totalidad de cuerpo, se inclinó para depositar un beso en su cuello y quedó a la expectativa. Correspondió su beso y no opuso resistencia cuando sintió como jalaba su sábana dejándole desnudo. Se mantuvo quieto mientras John bajaba y subía la mirada a través de él, no sabía exactamente que debía hacer o decir, pero sentía su corazón latir enloquecido en su pecho, e inconscientemente estaba conteniendo la respiración, su piel se contrajo entorno a sus músculos a causa del aire frío de la habitación y esperó llamando a toda su paciencia, (que no era demasiada) a que dijera o hiciera algo.

No había esperado eso, realmente no tenía idea de que esperar, nunca había estado completamente desnudo ante John, pero al escucharle soltó el aire que había contenido y sonrío suavemente, sonrojandose apenas un poco, mientras rodeaba su espalda, sintiendo como sus besos enviaban descargas por su cuerpo y estaban parando en el sitio menos adecuado. Pasó su mano por su pecho, tenía la camisa puesta, pero podía percibir los latidos de su corazón, la sangre estaba irrigándose a su miembro, sabía que John estaba excitándose, sus vasos sanguíneos debían estar dilatándose, atrapando sangre de continuo para tensar sus músculos, pero él no podía culparle. Miró sus ojos, tal vez podían llevar un poco más allá la relación, ¿quizá John... quizá quería estar con él?, sabía que él era heterosexual en el tema... sexo, y muy probablemente le desagradaría estar con él, pero si no se lo preguntaba nunca iba a saberlo. Podía ver sus pupilas dilatadas a causa de la excitación, pero no tenía idea de como expresar lo que pensaba.

Se inclinó y capturó sus labios besándole lentamente, tomó su labio inferior entre los suyos, a pesar de las bajas temperaturas, él no sentía frío, todo lo contrario. Deslizó su mano por la espalda de John acariciándole a la vez que le acercaba a si mismo, sintió el bulto de John presionando contra su pierna y su miembro completamente al descubierto se presionaba en el vientre de él, estaba excitado. Sus labios estaban entreabiertos recibiendo gustosos sus lengua que jugaba con la suya propia. Deseaba bajar las manos un poco más, tocar sus nalgas, casi podía sentirlas picar a causa del deseo, ¿podría hacerlo? ¿qué haría John si lo tocaba? Odiaba sentirse así de inseguro, perdido.

-John... -susurró al apartar sus labios de los de él en busca de oxígeno, ¿debía disculparse? Tenía miedo de hacer algo inadecuado, no existía un protocolo para llevar a cabo eso y estaba colocándose nervioso. No estaba del todo seguro, así que dirigió ambas manos a su pecho y mirando sus ojos desprendió el primer botón de su camisa, se detuvo, se sentía tembloroso -John, tu me gustas -susurró, se sentía estúpido diciéndole esto, pero no podía evitarlo- Yo sé que a ti te van las mujeres -sentía quemar sus mejillas pero quería realmente saber su opinión- Sé que somos novios, pero nunca hablamos de esto... o sea de tener sexo -aún miraba los ojos de John y con total convicción siguió- Yo no te lo pedí, ni te pediría nunca que hicieras algún tipo de voto de castidad John, sé que eres sexualmente activo y puedes ir, tu puedes ir... con cualquier mujer que desees -suspiró (eso no significaba en absoluto que a él le simpatizara esa idea) -entiendo que solo es una necesidad física, tanto como orinar o lo que sea... -tomó apenas una bocanada de aire- Yo no... tu ya sabes, no he tenido relaciones sexuales con nadie, de ningún género y si algún día decidiera tener sexo, sería... contigo -tragó saliva con dificultad, sabía que la frase dicha de esa forma, daba a entender que no quería hacerlo ahora, por algo había dicho “en algún momento”, solo quería que fuera sincero y no que dijera algo por complacerlo a él- yo... no siento que el sexo sea una prioridad para mi, es algo que siempre ha estado en segundo, sino tercer plano en mi vida -sentía que había tomado un hilo y estaba haciendo una madeja al respecto, pero no podía evitarlo, tenía un objetivo pero por una vez no quería agarrar los atajos, esperaba que John estuviera siguiéndole- y podría seguir estando allí, solo que... -ahora venía lo difícil, pestañeó- me gustaría que si a ti te interesa intimar conmigo me lo digas -esperó, impaciente, no quería presionarle, pero estaba deseando hacerlo con él en ese mismo instante.



Juntos:

avatar
Sherlock Holmes
Detective
Detective

Mensajes : 160

Localización : 221B Baker Street
Empleo /Ocio : Detective asesor


Volver arriba Ir abajo

Re: All I want for Christmas is... [Priv. Sherlock]

Mensaje por John H. Watson* el Dom Ene 26, 2014 3:09 am

Durante mucho tiempo John había pensado una y otra vez en algún momento como este. Incluso la idea de que tenían una cita de Navidad se había ido a un lugar secundario en su mente, olvidándose del regalo que le había comprado y la cena y todo lo demás, porque nada en el mundo podía de ninguna forma compararse con Sherlock Holmes desnudo bajo una delgada sábana, y diciéndole que tenía permiso de quitársela si eso quería. Claro que quería. Durante más de dos meses había fantaseado con el cuerpo de pareja durmiendo junto a él, pensando en cómo sería poder tocarlo y acariciar su piel, o simplemente contemplarlo. Y no se había equivocado, ahora comprobaba que no existía nadie más perfecto y jodidamente hermoso que Sherlock. John Watson se consideraba el hombre con más suerte de toda Inglaterra.

Mientras lo besaba, murmurándole lo mucho que le gustaba el verlo de esa forma, John podía sentir su propio pulso acelerarse, así como las manos del otro recorriendo su espalda. ¿Sería que Sherlock le diera permiso de llevar esto más lejos todavía? Porque eso sería maravilloso. Nunca había mencionado el asunto del sexo por temor a incomodarlo, pues sabía que su novio no tenía mucha experiencia en el asunto, pero eso no quitaba el hecho de que la idea le daba vueltas en la cabeza de manera constante. Después de todo, él no estaba acostumbrado a la vida de abstinencia, pero si Sherlock no quería tener sexo con él, lo soportaría. Era un pequeño precio a pagar por el derecho de estar a su lado.

Y sin embargo, ahora… Podía sentir el miembro excitado de su novio contra su vientre, maldita sea, si bajaba la mirada podía incluso verlo, y no pudo evitar lamerse los labios otra vez, pensando en lo mucho que le gustaría tocarlo, saborearlo, sólo para ver las reacciones del otro. Aunque no estaba seguro de si a Sherlock le hubiera agradado que hiciera eso, tenía que controlarse.

-Por Dios Sherlock, sólo mírate… -Murmuró antes de corresponder el beso de su novio, atrayéndole contra sí mismo con más fuerza, antes de separarse por la falta de oxígeno. Estaba a punto de abalanzarse de nuevo contra su boca cuando Sherlock comenzó a hablar, y se quedó en absoluto silencio, con los ojos fijos en los del otro y el corazón latiéndole con más fuerza con cada palabra que escuchaba. Parte de lo que decía era verdad, le gustaban las mujeres, pero nunca ninguna de ellas le había atraído de la misma forma que le atraía él, y ahora, finalmente, parecía que Sherlock estaba queriendo darle esa señal por la que tanto había estado esperando. ¿Sería posible…? Sintió como sus mejillas ardían en cuanto le escuchó decir la última frase, y tardó un par de segundos en reaccionar, mientras su cerebro se esforzaba por comprender lo que acababa de escuchar-. Sherlock… ¿Tú…? ¿Es en serio…?

Se sintió como un idiota al hacer esas preguntas, pero su mente no parecía estar reaccionando correctamente debido a la sorpresa de la propuesta. De repente llevó ambas manos a las mejillas del otro y acercó su rostro al de él para besarlo en los labios con intensidad, succionando su labio inferior al momento de separarse para poder respirar.

-Sherlock, es ridícula la cantidad de tiempo que he pasado fantaseando con poder intimar contigo, por supuesto que estoy interesado –Respondió con una sonrisa en su rostro, sorprendido incluso por el hecho de que Sherlock lo dudara, como si él fuera capaz de rechazar la oferta. No, tenía que ser un completo imbécil para rechazar algo como esto. Las manos en su cintura se deslizaron hasta llegar a la parte baja de su espalda. Sabía que era un gran paso para el otro el confiar en él de esta manera, e iba a llevar las cosas despacio y hacer todo lo posible para que se sintiera cómodo-. Si en algún momento… Decides cambiar de opinión, sólo dímelo y me detendré al instante, ¿está bien?

Aunque quizás Sherlock no quisiera llegar tan lejos como parar que necesitaran lubricante, no tenía consigo y la idea de ir a la farmacia a comprar le parecía algo absurdo en el momento. Pero John sabía que se daría por satisfecho con lo que fuera que Sherlock pudiera ofrecerle. -¿Es este mi regalo de navidad? –Preguntó en broma, frotando levemente su erección aun cubierta por la ropa contra la del otro. Necesitaba aprender qué era lo que le gustaba a Sherlock en la cama y qué no, definitivamente eso sería algo muy interesante de descubrir. Volvió a acercar su rostro para besarlo-. Ven, sígueme –Dijo en un tono levemente autoritario contra sus labios, empujándolo un poco para guiarlo a la habitación del primer piso que habían estado compartiendo por los últimos dos meses sin dejar de besarlo, cerrando la puerta tras ellos con el pie una vez los dos estuvieron dentro, dirigiéndole una sonrisa-. No creo que sería agradable si Mrs. Hudson decidiera hacer una visita inesperada justo ahora.

Esta vez lo empujó con suavidad contra la cama, donde había algunos papeles y periódicos que ignoró por completo. Se quedó de pie un momento frente a él, simplemente contemplándolo. Lo que daría por poder recorrer cada milímetro de su cuerpo, explorarlo por completo, y quien sabe, quizás pudiera hacerlo pronto.



Spoiler:





avatar
John H. Watson*
Militar
Militar

Mensajes : 92

Localización : 221B Baker Street

Volver arriba Ir abajo

Re: All I want for Christmas is... [Priv. Sherlock]

Mensaje por Sherlock Holmes el Lun Feb 24, 2014 11:40 pm

No sabía como se había concentrado lo suficiente para decir todo aquello, su erección se presionaba contra el vientre de John y sabía que su novio se daba perfecta cuenta del estado en que se encontraba, pero si él le decía que no, Sherlock se daría una ducha rapida para "relajarse" y podrían continuar tan bien como siempre, eso era lo bueno de ser además de pareja amigos. Tenían una cena planeada y sabía que estaba interrumpiendo los planes, de hecho estaba seguro que lo mejor hubiera sido esperar, John se marcharía temprano y no se verían en varios días, pero no era su culpa, él estaba así... excitado por culpa de la lengua del doctor Watson y ya era momento de hablarlo.

Pero John estaba interesado, además del balbuceo inconcluso sus labios se posaron sobre los de él, succionando su labio inferior con deseo y ¡Dios! como le gustaba que John le besara así. Sus palabras solo consiguieron que se sonrojara más aún, ¿había dedicado tiempo a pensar en esto? ¿John fantaseaba con él? Ahora estaba poniendose nervioso, sabía que era un inepto total en esta área pero esperaba aprender rápido, no quería defraudar a John, aunque sabía que estaría lejos de sus expectativas, sintió sus manos en la parte baja de su espalda y se percató como sus músculos se tensaban antes de relajarse bajo el toque de sus manos.

-Quiero esto John -susurró contra sus labios- pero gracias por decirlo -le estaba dando la oportunidad de detener todo, si por alguna razón decidía que era suficiente, pero creía sinceramente que eso no sucedería, quería más de John, quería tener todo cuanto pudiera darle.
Sonrió al escuchar su broma, pero se concentró en el contacto con sus labios, le sabían a gloria, antes de John, pensaba que besar a otra persona resultaría desagradable además de anti-higiénico, pero ahora... tener a John en sus brazos y obtener sus labios entre los suyos, era lo máximo, deslizó su lengua por ellos. Besándole violento, brusco y en cierta medida sucio, pero perfecto para ese momento. Succionó su labio inferior entre los suyos y lo mordisqueó sin compasión, sus manos estaban aferrando a John con fuerza, como si el ejercer menos presión significara su pérdida, una mano en su cabello y la otra rodeando su cintura, pegándolo a él. Su lengua invadió su boca, penetrándole, rozándose y enlazándose con la suya con la necesidad de horas, días de tensión; con el amor de meses sino años de deseo, con hambre y desesperación, podía sentir el áspero contacto de su incipiente barba, el firme y menudo cuerpo de John en estrecho contacto con el suyo, sentía su cuerpo vibrando de deseo y no se detuvo hasta que el aire les recordó que eran mortales.

Un sonido no premeditado ni intencional escapó de sus labios al sentir el contacto de sus zonas más sencibles incluso por encima de lar opa, se sonrojó más aún, apenado por no poder controlar sus reacciones, siempre tuvo más control en su mente que en su cuerpo. -Tenía pensado darte otra cosa -susurró- pero puedes tomarme como un obsequio también -le sonrió y no opuso resistencia cuando le guió a su dormitorio sin separar sus labios de los de su pareja.

Volvió a sonreír al escucharle, realmente no sería cómodo que la querida entrometida casera entrara de pronto encontrándoles en tal acto, pero tenía su toque de diversión. Sintió la cama en la parte posterior de sus rodillas y se sentó ante su atenta mirada.
-John... -susurró, un par de instantes después, quería seguir besándole, quería verle en la misma situación que estaba él, pero se detuvo avergonzado, dejando que él le viera, sabía que no era nada excepcional, la piel extremadamente pálida, sus miembros largos y delgados, algunas costillas marcadas y los músculos de su pecho resaltando levemente al igaul que sus abdominales. Su miembro excitado sobresaliendo de su silueta y se encontró retociéndose ante esos ojos azules plomisos. Sabía que nada tenia que ver, la visión de su cuerpo enfundado en sus usuales trajes, a estar así expuesto, en cierta forma vulnerable.

Dirigió sus manos a los botones de la camisa de John, sus ojos aún mirando los de él, tiró apenas un poco para que se acercara y a medida que fue desprendiendo se deleitó con la visión de su piel, su pecho suave, la piel más bronceada que la suya, cálida y delicada. Apartó la camisa haciéndola rodar por sus hombros, descubriendo más, el hueco de su cuello invitándole a conocerlo con sus labios y el movimiento de su clavícula tentándole a mordisquear suavemente hasta dejar pequeñas marcas que revelaran que él era suyo. Deslizó su pulgar sobre la cicatriz de su hombro y se concentró en un pequeño lunar, sentía su boca seca pero eso no evitó que acercara sus labios hasta su pecho, dando pequeños besos castos aquí y allá, mientras sus manos rodeaban la piel expuesta grabando cada segundo en su Palacio Mental. Este era John, su John.



Juntos:

avatar
Sherlock Holmes
Detective
Detective

Mensajes : 160

Localización : 221B Baker Street
Empleo /Ocio : Detective asesor


Volver arriba Ir abajo

Re: All I want for Christmas is... [Priv. Sherlock]

Mensaje por John H. Watson* el Jue Abr 17, 2014 3:10 am

John estaba cada vez más seguro de que todo se trataba de solamente un sueño, porque esta clase de cosas no pasaban en la vida real. Y sin embargo, ahí estaba Sherlock, asegurándole que quería esto antes de darle un beso tan brusco como perfecto en los labios. No había nada que lo detuviera ahora, a menos claro que Sherlock cambiara de opinión, pero confiaba en que eso no sucediera. Sus brazos se encontraban alrededor de su cuello, atrayéndole hacia sí, ahogando los sonidos que querían salir de su garganta en la boca de su pareja. Después de eso comenzó a guiarlo hasta su dormitorio. Este era el mejor regalo de Navidad que jamás podría haber recibido, un momento con el que había fantaseado en innumerables ocasiones, y ahora estaba volviéndose realidad.

Empujó a Sherlock contra la orilla de la cama, permitiéndole sentarse en ella mientras él se quedaba de pie frente a él. Era perfecto, cada centímetro de su cuerpo y piel era perfecto, quería recorrerlo todo, y John estaba seguro de que era lo más hermoso que había visto en su vida, y era una imagen que sólo le pertenecía a él. Se acercó un poco más a él, pasando la punta de su lengua por sus labios, y dejó que le desabotonara la camisa sin oponer resistencia mientras lo miraba a los ojos, esos ojos que carecían de un color fijo y simplemente no tenían comparación.

-¿Alguna vez te he dicho lo jodidamente hermoso que eres? -Dijo en voz baja con la voz ronca, porque lo era, con la piel pálida y sus perfectos labios y rojos que moría por seguir besando, pero tendría que esperar un poco más. Dejó escapar un pequeño gemido al sentir las pequeñas mordidas sobre su piel y cerró los ojos por un momento, perdiéndose en la sensación-. Sherlock... -Murmuró, sintiendo un escalofrío recorrerle la espalda gracias a las caricias sobre su vieja cicatriz, y se quitó la camisa por completo, haciendo que cayera al suelo. Dejó que su pareja siguiera besando su pecho hasta que lo tomó con cuidado por la barbilla para que levantara la vista y pudiera verle.

¿Cómo era posible que alguien como Sherlock Holmes quisiera estar con él? Nunca lo llegaría a entender, pero no querría que fuera de ninguna otra manera. En este tiempo que llevaba de conocerlo se había vuelto una necesidad estar a su lado, casi como una droga, y sabía que si llegaran a separarse por cualquier motivo caería en la desesperación. No quería ir con su hermana a pasar la Navidad, quería quedarse a su lado, pero no podía.

Se inclinó hacia él para besarlo en los labios, saboreándolo, y después, cuando el oxígeno se hizo necesario, repartir pequeños besos en su rostro y luego en su cuello, aspirando su aroma. Su propio miembro estaba aprisionado en sus pantalones y comenzaba a sentirse molesto, pero eso todavía podía esperar un poco más. Mientras repartía caricias en su mentón se sentó a su lado en la cama, quedando los dos así a la misma altura, colocando un mano entre su hombro y su cuello. Quería que se tomaran su tiempo, que fuera especial, y sobre todo, que Sherlock no se sintiera incómodo, esa era su prioridad -Te amo, te amo -Murmuró contra sus labios, sólo en caso de que lo hubiese olvidado.



Spoiler:





avatar
John H. Watson*
Militar
Militar

Mensajes : 92

Localización : 221B Baker Street

Volver arriba Ir abajo

Re: All I want for Christmas is... [Priv. Sherlock]

Mensaje por Sherlock Holmes el Dom Mayo 11, 2014 10:31 am

Era maravilloso, podía sentir sus labios cosquillear al encontrarse en contacto con la piel del pecho de John, era increíble, podía percibir los latidos de su corazón, casi tan acelerados como los latidos del suyo. Dejó algunas marcas en su cuello y en su pecho, antes de acceder a mirarle, John era en ese instante todo cuanto quería. Le correspondió el beso, al principio con lentitud, y después con mayor intensidad. Deslizó una mano por su cabello y nuca atrayéndole más hacia sí, abriendo su boca para permitirle que explorara a su gusto, deseando que ese contacto durara por siempre.

Cuando se separaron, pasó la mano por su rostro, absorbiéndole con los ojos, su cabello corto, desarreglado, revuelto a causa de sus propias manos, las pupilas dilatadas, las mejillas levemente sonrosadas, los labios ligeramente hinchados y de un carmín particular sutilmente entreabiertos dando lugar a su respiración agitada, simplemente hermoso.

Se acomodó en la cama de tal forma que podía verle y deslizó su mano por su pecho, no quería perder el contacto con él. -Yo también John, te quiero -murmuró acercándose a sus labios un tanto dudoso de lo que seguía, no sabía si es que había algún protocolo a seguir, por el momento parecía seguro que ambos estuvieran en igualdad de condiciones, y como John no hacía nada por desabrochar su cremallera, él dirigió lentamente sus manos hasta esa zona de su cuerpo y con cierta indecisión, desprendió el botón de su pantalón. Era ridículo que se sintiera nervioso, John era su novio, su pareja y sabía perfectamente que hacer y cómo hacerlo, estaba seguro que no se burlaría de su torpeza. Miró sus ojos y sonrió débilmente antes de bajar el cierre para liberarlo de la presión que estaba ejerciendo, observó su bóxer de color azul y el bulto tras él; John podía encontrarse en esos momentos hablándole de lo que fuera, pero sus ojos estaban presos de su cuerpo, analizándole, aprendiendo cada una de sus formas, no había tenido oportunidad de verle así antes y aunque le había rodeado entre sus brazos, estrechándole en más de una oportunidad y gozado de sus delicados labios, nunca se había encontrado con él así, tan escaso de ropa. Sonrojado como estaba, se las arregló para decir -Dios John, eres increíble - aunque en ningún momento fuera propenso a decir halagos, en ese momento era solo la realidad de lo que estaba sintiendo. E instantes después se acercó para tomar sus labios entre los suyos y atraerle hacia si lentamente, recostándose sobre la cama y llevándolo consigo. No estaba seguro de lo que haría a continuación, pero por el momento se sentía magnífico tener el peso del cuerpo de John sobre el suyo. Al moverse un gemido escapó de sus labios y se contuvo de restregarse contra él a duras penas, no quería parecer desesperado aunque en cierta forma lo estaba.



Juntos:

avatar
Sherlock Holmes
Detective
Detective

Mensajes : 160

Localización : 221B Baker Street
Empleo /Ocio : Detective asesor


Volver arriba Ir abajo

Re: All I want for Christmas is... [Priv. Sherlock]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.